Nos encontramos frente a un antiguo molino harinero y fábrica de luz que data del año 1880, situado junto a la ribera del río Torío (que proviene del dios Celta Thor, hijo de Odín)y actualmente convertido en Centro de Turismo Rural.

El molino nos recibe con una terraza-jardin junto al río. Dispone de un acogedor comedor con chimenea, en el que podrá disfrutar de unos platos de cocina tradicional y mezcla con cocina de autor. Además, dispone de nueve habitaciones en las plantas superiores, todas ellas diferentes en decoración y vistas. En la buardilla se encuentra un amplio salón con chimenea en el que descansar después de un día de aventuras y actividades en la zona.